Gastronomía Costa Brava

La cocina ampurdanesa esta basada en la riqueza de los productos de las tierras de la costa brava como por ejemplo frutas, hortalizas y carnes, como también los productos de sus costas siendo todos de una gran calidad siendo protagonistas el pescado y el marisco. Gracias a esto la cocina ampurdanesa se denomina también cocina de "mar y montaña".

En general la cocina ampurdanesa es sencilla, en la que la calidad de los productos y su frescura son los grandes protagonistas, como ejemplos de su gastronomía podemos encontrar, el *suquet de pescado, la sepia con guisantes, el ganso con nabos o bien el conejo con tornillos.

Un *postre también muy típico de las fiestas tradicionales son las famosas manzanas de relleno de Vilabertran o los Buñuelos de l'Empordà que son los dulce estrella, antes consumidos durante la Cuaresma y ahora durante todo el año.

Como productos típicos de la tierra podemos encontrar la cebolla de Figueres, con un sabor suave y textura inigualable, la morcilla dulce, comida con pan y manzana y las manzanas de Sant Pere Pescador y l'Armentera muy apreciadas. Los productos más famosos del mar son entre otros muchos, las anchoas de l'Escala, las gambas de Palamós y las sardinas de Roses.

Otra excelencia de la zona son los productos vinícolas, el vino con origen de procedencia Ampurdanesa. Las variedades de la zona son la Garnatxa y la Carinyena para la elaboración de los vinos tintos y rosados y para los vinos blancos la Garnatxa blanca o la Macabeu. También se famoso el aceite de oliva ampurdanés elaborado entre moles otros municipios , Garriguella, Ventalló, Pau ofreciendo una gran variedad y calidad de aceites de oliva.

La Costa Brava

Con más de 256 kilómetros de costa, la Costa Brava catalana rebosa de playas y calas protegidas de obligada visita. A pesar de su enorme carácter turístico, la Costa Brava ha sabido conservar sus espacios verdes y le invita a descubrir más de una decena de parques naturales en los cuatro rincones de la región. Situada entre mar y montaña, la riqueza y la diversidad paisajística de la Costa Brava le fascinarán.

Clima

Dada su diversidad geográfica, esta zona presenta numerosos climas y microclimas que dependen de la altitud y la proximidad al mar. En general, se puede decir que el clima de la Costa Brava es templado y suave, de tipo mediterráneo, caracterizado por veranos secos y calurosos e inviernos moderados.

Cultura

La gran riqueza artística que ha caracterizado la región catalana a lo largo de su historia ha quedado plasmada en numerosos museos que le transportarán a diferentes épocas y le permitirán descubrir las numerosas influencias que hacen de Cataluña una región única de la cuenca mediterránea.

Empuriabrava y cercanías

Empuriabrava, la marina más grande y moderna de todo el mediterráneo, está situada a sólo 34km de la frontera francesa. Allí en la Bahía de Roses donde el encanto de los Pirineos, está el paraíso para los amantes del deporte acuático, con su playa de 2 km de arena fina y dentro de la urbanización de más de 30 km de canales navegables con su Club Náutico.

A los lados de los canales se encuentran situadas las villa con los amarres privados, por eso se le denomina a menudo, " la pequeña Venecia".

Su céntrica calle principal con numerosas tiendas, bodegas, restaurantes con su cocina tanto nacional como internacional, bares y cafés, invitan a largos paseos.

La oferta de deporte en Empuriabrava es muy amplio. Quien no tenga suficiente con los deportes acuáticos como el surf, navegación de vela, bucear, pescar, la pesca en alta mar, esquíes sobre agua, puede pasar su tiempo jugando a squash o tenis, conducir un Go-kart, jugar al mine golfo o ir al gimnasio con piscina. Apartado de la urbanización está el aeropuerto deportivo que contiene una escuela de ultraligeros y paracaidismo.

Los cercanos Pirineos situados aprox. a 80km de distancia ofrecen una fantástica diversión en deportes invernales.